"Y aquellos que pervirtieron la voluntad del pueblo fueron puestos de rodillas, maniatados y sometidos por la fuerza..."

Codex Supliccium, III-24
 
 

Editor:
Domingo Arcomano 


Secciones

[Portada]
[Editorial]
[Política]
[Economía]
[Internacional]
[Cultura]
[Medios]
[Recepción]
[Entrevistas]
[Memoriables]
[Contratapa]
Anteriores

N°1 - Jul/04
N°2 - Ago/04
N°3 - Set/04
N°4/5 - Nov/04
N°6 - May/08
N°7 - Jun/08
N°8 - Jul/08
N°9 - Ago/08
N°10 - Set-Oct/08
N°11 - Nov/08
N°12 - Dic-Ene/09
N°13 - Jun/09
N°14 - Dic/09
N°15 - Mar/10
N°16 - Dic/10
N°17 - Jul/11
N°18 - Ene-Mar/12
N°19 - Junio/12
N°20 - Oct/13
Descargar Números Impresos
Newsletter
Agregar en Google
Agregar a Mi Yahoo!
Agregar a Mi MSN
Año II, Volumen Nro. 12 - Diciembre/Enero de 2008  

Pegándole una Pigna a la historia (3ra. parte)

por Alfredo Mason

 

VOLTEANDO IDOLOS DE BARRO

Existen en nuestro país algunos ídolos de pies de barro, personas que ganaron prestigio -hoy sería mediático- en su momento y particularmente entre los intelectuales, era ideológico, que conformaron el statu quo de una época, sin que ello sea exclusividad de derecha o izquierda.

Nos vamos a ocupar de uno de ellos. De uno importante. Nos referimos a Risieri Frondizi, hermano de Arturo -quien fuera presidente de 1957 a 1962- y Silvio, sociólogo que fuera asesinado por la Triple A en 1974. Y lo vamos a hacer porque se señala -aun hoy- al período 1955-1966 como el de una universidad con un proyecto científico y educativo de excelencia, que venía desarrollándose en un marco institucional participativo.

Este Frondizi nació en Posadas, el 20 de noviembre de 1910 y se graduó de profesor de filosofía en el Instituto Nacional del Profesorado Joaquín V. González, en 1935. Ganando una beca pudo realizar estudios en la Universidad de Harvard con Alfred North Whitehead, C.I. Lewis, R.B. Perry, W. Köhler y William Hicking. Del mismo modo, cursa estudios de postgrado en la Universidad de Michigan en Ann Arbor. Allí, dos filósofos ejercieron suma influencia sobre él: Roy Wood Sellars y Dewitt H. Parker. Frondizi recibió su maestría de la Universidad de Michigan en 1943 y su doctorado de la Universidad Nacional Autónoma de México en 1950. Su formación en Buenos Aires estaba centrada principalmente en el pensamiento de Husserl, Scheler, Hartmann, Bergson y Croce, mientras que en el exterior recibió una clara influencia del pensamiento estadounidense. Volveremos sobre éste último tema.

Después de septiembre de 1955, es designado profesor de Ética y Filosofía Moderna en la Universidad de La Plata, además de Director del Instituto de Filosofía. A fines del año siguiente obtiene por concurso las cátedras de Ética y Filosofía Contemporánea en la Facultad y Filosofía y Letras (UBA). Es elegido Decano de esa misma Facultad en 1957 y poco tiempo después (diciembre de ese año), Rector de dicha Universidad. Antes de terminar su mandato, en 1962, vio el resultado de su obra en la construcción de nuevos edificios y la fundación de Eudeba, se comenzó la publicación de la Guía del Estudiante, se creó la Escuela de Salud Pública, se dio mayor impulso a la tarea del Departamento de Orientación Vocacional y se extendió el sistema de becas a estudiantes y graduados. Hasta acá la historia oficial.

Algo sobre el contexto y su formación. El desarrollismo de Arturo Frondizi está ligado a dos elementos: el externo es su alineamiento con los Estados Unidos y el interno es la neutralización y posterior absorción del Peronismo.

El presidente de los Estados Unidos era Dwight D. Eisenhower (1) y su política exterior se basó en la Doctrina de Represalias Masivas, también conocida como Doctrina Eisenhower. Esta doctrina, implementada junto a John Foster Dulles e inscrita en el contexto de la Guerra Fría, ponía el énfasis en el uso disuasivo de las armas nucleares y en la intervención en cualquier conflicto y en cualquier parte del mundo donde se observara la influencia soviética. Esta Doctrina se comienza a aplicar cuando se realiza entre el 20 y el 23 de julio de 1956, la Primera Reunión de Presidentes de América (2) en Panamá, donde Eisenhower sostendrá que como ya no será posible en el futuro un conflicto armado entre los países latinoamericanos, las fuerzas convencionales (Ejército, Marina y Aviación) han perdido su razón de ser anterior, pero como el comunismo es el enemigo que tenemos en el continente, esas fuerzas deberán dedicarse en el futuro exclusivamente a combatirlo. Se fijó para dos años después (1958) una reunión de los Comandos Militares en San José de Costa Rica a fin de combinar planes y acciones continentales al efecto, se realiza la reunión prevista y, ¡qué casualidad! a renglón seguido, casi todos los países latinoamericanos caen en mano de dictaduras militares (3).

En 1959 se produce la revolución cubana y el ascenso de Fidel Castro, pero en 1961 no hay todavía una definición ideológica de la misma, a tal punto que Ernesto Guevara dirá en la reunión de cancilleres de Punta del Este en 1961: las revoluciones no son socialistas, las revoluciones son gritos de desesperación del pueblo, que toma las armas y resuelve el problema inmediato de una oligarquía, de un gobierno que lo está oprimiendo.

Volviendo a nuestro ídolo de barro, encuadra su formación académica estadounidense con la política que desea mostrar su hermano del el Gobierno de la Nación, puede mostrar a la principal universidad argentina con un rector que puede establecer una relación de simpatía con los Estados Unidos, y no me refiero a un cipayito barato, sino a alguien que conoce y se formó en el núcleo del pensamiento estadounidense.

Pero nuestro profesor por concurso y rector, lo es de una universidad donde se habían cesanteado a los profesores declarados "sospechosos" de adherir al Peronismo, pues quienes emergían del golpe de estado y usurpaban el poder constitucional habían promulgado el decreto 6403/55 y que no había sido derogado por Arturo Frondizi, que a las par de intervenir la universidad, sostenía en su artículo 32 inciso a: no serán admitidos para presentarse a concurso docente aquellos que hayan realizado actos positivos y ostensibles que prueben objetivamente la promoción de doctrinas totalitarias adversas a la dignidad del hombre libre y a la vigencia de las instituciones republicanas. En el inciso b decía: que no serán admitidos a concurso quienes en el desempeño de un cargo universitario, de funciones públicas o de cualquier otra actividad, hayan realizados actos positivos y ostensibles de solidaridad con la dictadura, que comprometan el concepto de independencia y dignidad de la cátedra. Y a esto llamaron excelencia.

El 12 de mayo de 1958, encabezados por Jorge Taiana, un grupo de docentes se dirigen por carta al presidente Arturo Frondizi planteando que la Universidad está siendo bastardeada por una camarilla antinacional que giraban en torno al plantel de la revista Imago Mundi (Francisco Romero, José Babini, Jorge Romero Brest, Alberto Salas, Roberto Giusti, Juan Mantovani, Norberto Rodríguez Bustamante, Juan C. Torchia Estrada, Luis Baudizzone y Mario Bunge).

Algunos ejemplos de la mentada excelencia y nivel científico los encontramos en Babini (4) y Rodríguez Bustamante (5), un doctor en todología y gnoqui profesional y el otro una suerte de "idóneo" del intelecto.

En la mencionada carta, a la que poca importancia le dieran el presidente y el rector, se sostiene que en la Universidad se han violado elementales normas éticas y de convivencia humana al despojar, sin forma alguna de juicio y sin posibilitar el ejercicio del sagrado derecho de defensa, de cátedras y cargos conquistados en concursos públicos y ajustados a positivas normas legales [...] El hecho de que fuera eliminado más del noventa por ciento del personal docente, y que después se abrieran concursos para cubrir las cátedras que así quedaran vacantes, y se estableciera a renglón seguido una inhabilitación para todos aquellos profesores que lo hubieran sido desde 1946 y permanecido en la Universidad en esa época, configura una descarada maniobra para apoderarse sin escrúpulos de esas cátedras. [...] En efecto, los profesores reemplazantes fueron elegidos en última instancia por comisiones asesoras, reclutadas entre personas de reconocida filiación ideológica antinacional, ciegamente inclinados a un innoble revanchismo, lo que las hacía incompetentes para poder seleccionar con ponderación a los futuros profesores por sus méritos científicos. Esta es la Universidad de la excelencia... en el atropello y la infamia.

Avancemos ahora sobre el terreno intelectual, porque también aquí hay gato encerrado. La Revista de Occidente publica en 1953 el libro Discurso del Método de René Descartes, traducción, estudio preliminar y notas de Risieri Frondizi, el cual es presentado como un eminente profesor especialista en dicho autor.

El solvente especialista en Descartes se había limitado prácticamente a calcar las notas de la edición francesa de Etienne Gilson (París, Vrin, 1925), publicada parcialmente en castellano (Buenos Aires, El Ateneo, 1945) y así lo denunció, formalmente por plagio, la Asociación de Egresados de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, acusación que se extendió también a otra publicación de Frondizi, la del Novum Organum de Francisco Bacon, por el "uso abusivo" de la Introducción y las notas de Thomas Fowler (Oxford at the Clarendon Press, 1889).

El Informe sobre la acusación de plagio contra el Rector Frondizi, cuya redacción fue encomendada al Dr. Enrique Vera Villalobos -miembro del Comité Ejecutivo- y publicado por la citada Asociación en 1959, en su sesión del día 7 de mayo de 1959 y aprobado por unanimidad en la sesión del día 16 de junio de 1959, sostiene que las imputaciones de plagio han procedido de diversas fuentes: a) Folleto mimeografiado anónimo, en el cual se transcriben en columnas paralelas varias notas de Risieri Frondizi y de Gilson, y una concordancia de 290 notas de uno y otro autor; b) una serie de notas publicadas en el semanario "Azul y Blanco", donde se glosa la información anterior; c) acusación de "deshonestidad intelectual" hecha contra el profesor Frondizi, en conferencia de prensa celebrada en Córdoba, por el ex-profesor de la Facultad de Derecho de Buenos Aires, Dr. Manuel V. Ordóñez, acusación que se publicó en el diario "Los Principios", de Córdoba, y "El Mundo", de la Capital Federal.

Fueron comparadas las dos obras en cuestión con el siguiente resultado: de las 351 notas que poseen la edición de Frondizi, se demostró que 293 de ellas han sido extraídas de la obra de Gilson. Algunas han sido reproducidas casi literalmente, conservando inclusive algunos giros característicos de la lengua francesa. Otras han sido resumidas de comentarios más extensos de Gilson. Otras, han sufrido retoques de forma o contienen agregados presumiblemente atribuibles a Frondizi. Sin embargo, su redacción produce en el lector la convicción de que todas las notas (salvo las que contienen indicación en sentido contrario) son producto de la investigación personal de Frondizi.

Confirma esta convicción la circunstancia de que en catorce notas Risieri Frondizi menciona explícitamente a Gilson. Los únicos datos concretos que aporta como originalidad son los siguientes: 1) definición de "parricidio" en el Diccionario de la Real Academia Española; 2) siglo en que vivió Lucio Junio Bruto, y años de nacimiento y muerte de Marco Junio Bruto; 3) referencia a los aforismos III, XI, XII y XIII del Novum Organum, de Bacon; 4) siglo en que vivió el matemático Pappus de Alejandría; 5) referencia a las "Lettres sur la morale", editadas por J. Chevalier, y a su traducción castellana publicada en Tucumán, Yerba Buena, 1945; 6) Año de publicación del "Dialogo sopra i due massimi sistemi del mondo", de Galileo; 7) años de nacimiento y muerte de Galileo, y fecha de su condena por el Santo Oficio; 8) fecha de publicación de] "Discurso" en francés, y año de publicación de su traducción italiana; 9) cita de la obra "Substancia y función en el problema del yo", por Risieri Frondizi.

También ha tomado Risieri Frondizi de Gilson todas las citas eruditas que aparecen en sus notas, incluso algunas tomadas de otras obras de Descartes y de traducciones españolas existentes, coinciden con las que hace Gilson. Un hermoso corte y pegue.

Como resultado del análisis comparativo realizado, la Asociación afirmó que Risieri Frondizi había cometido una gravísima falta al presentar como propio un trabajo que ha sido realizado casi totalmente por el profesor francés.

En 1974 se realiza una reedición que en realidad es una mera reimpresión literal (circunstancia que no se hace constar, por cierto) de la edición de 1953. Y a pesar de que más de veinte años transcurrieron de la primera y conflictiva edición, el "especialista más solvente" en cartesianismo, a juicio de la Revista de Occidente, no recogió en su estudio preliminar, o en sus notas, ni uno sólo de los trabajos producidos en tan largo lapso

Nuestro personaje jamás se rectificó de semejante hecho, tampoco escuchamos lo "¡qué barbaridad! ¡qué van a decir en el extranjero!" tan propios de nuestra tilinguería intelectual.


Notas:

(1)Su vicepresidente fue Richard Nixon y recibió el apoyo del ultraconservador senador Joseph McCarthy, presidente del Comité de Actividades Antiestadouidenses, quien afirmaba que la clase política demócrata estaba completamente infiltrada por agentes comunistas al servicio de la Unión Soviética.

(2) General Pedro E. Aramburu, Presidente provisional de Argentina; Doctor Hernán Siles Suazo, Presidente electo de Bolivia; Doctor Juscelino Kubitschek, Presidente del Brasil; Doctor José Figueres Ferrer, Presidente de Costa Rica; General Fulgencio Batista Zaldívar, Presidente de Cuba; General Carlos Ibáñez del Campo, Presidente de Chile; General Héctor B. Trujillo Molina, Presidente de la República Dominicana; Doctor José María Velasco Ibarra, Presidente de Ecuador; Coronel José María Lemus, Presidente de El Salvador; General Dwigth Eisenhower, Presidente de los Estados Unidos; Coronel Carlos Castillo Armas, Presidente de Guatemala; General Paúl E. Magloire, Presidente de Haití; Licenciado Adolfo Ruiz Cortines, Presidente de México; General Anastasio Somoza, Presidente de Nicaragua; Doctor Ricardo Arias Espinosa, Presidente de Panamá; General Alfredo Stroessner, Presidente de Paraguay; Doctor Manuel Prado, Presidente electo del Perú; Doctor Alberto F. Zubiría, Presidente del Consejo Nacional de Gobierno de Uruguay, y Coronel Marcos Pérez Jiménez, Presidente de Venezuela.

(3) La ingobernabilidad en Argentina a partir de 1955 estaba directamente ligada a la persecución del Peronismo y la resistencia que éste llevara adelante. En menos de cuatro años de presidencia Frondizi debe responder a 32 "planteos" militares hasta que es derrocado por un golpe de estado; el presidente electo en 1963 es derrocado en 1966 por el general Juan Carlos Onganía, el hombre que correspondía al espíritu de la reunión de san José de Costa Rica. Desde 1957, el Ejército argentino recibirá entrenamiento en guerra antisubversiva dada por oficiales del Ejército francés provenientes de Indochina y Argelia. En 1959, el desalojo del frigorífico Lisandro de la Torre ocupado por sus trabajadores en defensa de los puestos de trabajo se realiza según la doctrina de guerra aplicada por los franceses en la batalla de Argel.

(4) Babini ocupaban cargos en forma multifacético: miembro de la Comisión de Enseñanza del Consejo Superior (UBA), Vicepresidente del Consejo de Intercambio Cultural Argentino Israelí; miembro de la Comisión Nacional para el Año Geofísico Internacional 1957-1958; Rector Organizador de la Universidad Nacional del Nordeste; profesor de Filosofía de la Ciencia (UNLP); Director General de Cultura de la Nación y miembro del Directorio del CONICET, y en calidad de tal fue durante años miembro de la Comisión asesora de Ciencias Antropológicas e Históricas, la de Ciencias Sociales, la de Ciencias Económicas y Jurídicas y finalmente, la de Filosofía, Psicología, Filología y Ciencias de la Educación.

(5) Rodríguez Bustamante fue profesor y Jefe de departamento de Filosofía y Psicología en el Colegio Nacional Buenos Aires (UBA) a pesar de carecer de título universitario, lo cual había sido denunciado en el diario La Capital (Rosario) el 8 de mayo de 1957.

En este número:

Portada del Nro. 12
por  El Escarmiento
Con K de Kitsch, con K de Kolabó
por Domingo Arcomano
La judicialización de la gestión pública
por Santiago Mallorca
Pegándole una Pigna a la historia (3ra. parte)
por Alfredo Mason
Miriam Goldstein: "Jóvenes de película - La problemática juvenil en el cine argentino (1995-2001)"
por Domingo Arcomano
Alfredo Mason: "Sindicalismo y Dictadura-Una historia poco contada (1976-1983)"
por Román Correa
Joaquín Edwards Bello. Un nacionalismo artístico sudamericano
por Claudio Ferré Real
Del revisionismo histórico
por Víctor Saá
En la era del cartoneo de la historia...
por  El Escarmiento
Propietario: "El Escarmiento S. R. L."
Director: Domingo Arcomano
Jefe de Redacción: José Luis Muñoz Azpiri (h)


Todos los derechos reservados ® El Escarmiento SRL
  elescarmiento@elescarmiento.com.ar