"Y aquellos que pervirtieron la voluntad del pueblo fueron puestos de rodillas, maniatados y sometidos por la fuerza..."

Codex Supliccium, III-24
 
 

Editor:
Domingo Arcomano 


Secciones

[Portada]
[Editorial]
[Política]
[Economía]
[Internacional]
[Cultura]
[Medios]
[Recepción]
[Entrevistas]
[Memoriables]
[Contratapa]
Anteriores

N°1 - Jul/04
N°2 - Ago/04
N°3 - Set/04
N°4/5 - Nov/04
N°6 - May/08
N°7 - Jun/08
N°8 - Jul/08
N°9 - Ago/08
N°10 - Set-Oct/08
N°11 - Nov/08
N°12 - Dic-Ene/09
N°13 - Jun/09
N°14 - Dic/09
N°15 - Mar/10
N°16 - Dic/10
N°17 - Jul/11
N°18 - Ene-Mar/12
N°19 - Junio/12
N°20 - Oct/13
Descargar Números Impresos
Newsletter
Agregar en Google
Agregar a Mi Yahoo!
Agregar a Mi MSN
Año II, Volumen 7 - Junio de 2008  
LA RENOVACION DEL GABINETE Y ALREDEDORES SE IMPONE COMO PRINCIPIO DE SOLUCION
por Domingo Arcomano

Pretendemos ilustrar con nuestra tapa de revista el difícil momento por el que atraviesa el Ejecutivo Nacional. El Gobierno está a tiempo todavía de levantar vuelo, planear y resolver los conflictos generados en gran parte por su propia tropa. Para ello tiene que desprenderse del pesado lastre, el Collar de Sandías que lo tiene anclado en la ineficiencia y la parálisis. Cambiar las caras, el estilo y la gestión. Un ejemplo: sólo el microclima y la auto referencia pueden explicar que un Ministro de escasas luces políticas haya justificado el paro ordenado por la patronal camionera como "una reacción contra el campo" cuando es de dominio público la intervención de la mano oficial en esta nueva estrategia de enfrentamiento, como en el caso de los ruralistas, se les escapó de las manos. El Collar de Sandías no trepida en agregar un padecimiento más a los más pobres, con el corte en las rutas que los mismos ruralistas habían despejado. Esta actitud, otra más del Manual de Desordenes Psiquiátricos, se nutre del abono que genera el propio cuerpo; así, el Congreso del Partido Justicialista (otro sello de goma del kirchnerismo) comenzó por generar un documento tan distante de la realidad como las viejas proclamas del Partido Comunista: hacia adentro los "camaradas" se felicitaban entre sí, hacia fuera el pueblo los repudiaba. El vocero del documento, Capitanich ("joven brillante de la política" al frente de una Provincia sufrida y martirizada también bajo su gestión) nos enteró de los méritos del Gobierno (que fueron enumerados por si el Pueblo no estaba al tanto) y nos dio de paso una clase sobre los golpes de estado: 1930, 1955 y 1976. Se olvidó de los golpes de 1943, 1962, 1966 y los golpes y golpecitos internos de las camarillas militares entre sí. Si el golpe militar del 43 fue bueno ¿por que creer que el del 30 (donde también intervino Perón) fue malo? Esta falta de honestidad intelectual no es sorprendente en un lenguaraz identificado con un Gobierno que reivindica a los "buenos muchachos" del 70, a secas, del mismo modo que otros reivindican la "guerra anti-subversiva", también a secas. Como Dany de Vito y Schwarzenegger en "Gemelos", los dos son hijos de la misma madre.

 

MAÓ, MAÓ, QUE GRANDE SOS

Y finalmente el "campo" cercó a la ciudad. Algo que no hubieran soñado lograr en tan poco tiempo ni Mao Tse Tung ni Abimael Guzmán de Sendero Luminoso, juntos. Aunque, claro, el "campo" no sabe que hacer con el cerco y el Gobierno tampoco. Mientras tanto, la clase media llena el changuito en el Supermercado esperando lo peor. ¿Qué será? Decíamos en el número anterior que el reclamo del "campo" carece de destino político, más allá de los delirios de formar un Partido Agrario que no remontaría ni los zapatos de Lisandro de la Torre (que en definitiva fracasó) o los augurios de la Pitonisa Chaqueña, esa especie de Pombero Profético o los más variados oportunismos de la "oposición". La protesta rural está encontrando su propio límite, al igual que la peligrosa deslegitimación del Gobierno. El "campo" debe cerrar un número aceptable -aún con esfuerzo- para las retenciones y el Gobierno debe buscar otra ruta para oxigenar su necesidad urgente de dólares. Y la exploración de esa ruta, cuyo costo inevitablemente deberá pagar, no debe incluir al Bufón Caraqueño ni, por el bien de nuestro País, la genuflexión ante el "lobby" de las finanzas de Nueva York.

 

NO LLORES POR MI ARGENTINA (POR FAVOR)

German Rozenmacher escribió un maravilloso cuento ("Esta hueya la bailan los radicales") en el que un puntero repetía con llanto en los ojos, el mismo verso fraudulento de pueblo en pueblo ("aquí se murió mi madre") hasta que el libreto le es robado por un "pollo", que él mismo estaba preparando (una especie de "joven brillante" de la época). No era la primera vez que la telenovela como tortura sentimental llegaba a la política. Como el "Doctor" de ese cuento, Carrió llora y la Presidente, en Italia, llora. Todos lloran. En el caso de Carrió justo es decir que tiene el mérito de ser un producto auténtico, de entrecasa: las pitonisas y sibilas de la Antigüedad eran drogadas o les hacían inhalar algún tóxico previo al desvarío, y los sacerdotes "interpretaban" sus palabras, según el cliente. Aquí, el sacerdote fue Grondona en su programa "Hora Clave", interpretando para la aterrorizada clase media las palabras de esta Médium. Pero estamos seguros que el alma descarriada de Elisa no se altera con químicos. Le sale natural. O no tanto, ya que habla con Dios. Quizá por esta vía, si llega al Gobierno, podamos restaurar la monarquía por derecho divino. Antecedentes hay. La Presidente llora ante los pañuelos blancos en las cabezas. Pero ya nadie le cree. Y aburre. ¿Qué decir de su "opción por los pobres"? Es una versión estilizada de la vieja Sociedad de Beneficencia. O de curita tercermundista, que en su vida vió un trabajador y cuando lo hizo quedó deslumbrado. Cada acto de este tipo parece una "remake" de mala película realizada por aprendices de cineastas cada vez más crotos.

 

UN METODO DE LA PROMOCIÓN POLITICA: EL CORCHO EN LA DIARREA

Ya es un lugar común repetir lo que se escucha: "la política es una m..." La actividad política está severamente desprestigiada por culpa de sus profesionales. Situación a la que se llegó básicamente por desinterés de la ciudadanía (promovido por los propios políticos, por la educación -publica y privada-, por la legislación de los partidos, por la herencia de la picardía criolla, etc.) y por el "cursus honorum", de los políticos que generalmente se transforma en prontuario. Si Alfonsín coqueteó con la farándula (en esa época Moria Casán, después menemista, se presentó como "comunicadora social" ¡?), Menem ganó el Bingo incorporando corredores de autos, actores, escribas varios, y -aquí queríamos llegar- un corredor de carreras de lanchas. Este hombre (Scioli) quien padeció la tragedia de perder un brazo, transformó esa tragedia en su único mérito político. No obstante ser una nulidad indiscutible, logró escalar posiciones flotando COMO CORCHO EN LA DIARREA POLITICA haciendo la plancha y dejándose humillar. Su frase célebre: "con la comida no se jode" salió a tapar los miles de pesos que gastaba su mujer utilizando bienes del pueblo de la Provincia de Buenos Aires... para filmar su vida en la Provincia de Santa Fe. Pregunta (cargada de filosofía): ¿A QUIEN CARAJO LE IMPORTA LA VIDA DE KARINA RABOLINI? La bronca que esto provoca después de ver -ya lo habíamos anticipado en EL ESCARMIENTO No. 6- a argentinos comiendo basura en el CEAMCE del Partido de San Martin (Intendencia Ivoskus) en la PROVINCIA DE BUENOS AIRES (Gobernación Scioli), nos obliga a calificarlo como ENEMIGO DEL PUEBLO.

 

CONSTITUCION O PAPEL HIGIÉNICO

"En uso de legítimas atribuciones" es una frase que una y otra vez oímos repetir al Ejecutivo Nacional para referirse a los impuestos disfrazados de retenciones. Quienes la pronuncian saben de lo que hablan, de la falacia que encierra y saben que abonan el camino para cualquier desgracia personal que incluye desde el juicio político hasta la cárcel. La "retención" es un impuesto y los impuestos son de facultad exclusiva e indelegable de la Cámara de Diputados de la Nación, excluida expresamente de los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU), y aún del estado de emergencia económica. La sumatoria del poder público consistente en la apropiación de atribuciones de otros poderes constitucionales (judicial y/o legislativo, en este caso) se haya prohibida y condenada en el artículo 29 de la Constitución Nacional:

Sobre traición a la Patria:
"El Congreso no puede conceder al Ejecutivo nacional, ni las Legislaturas provinciales a los gobernadores de provincia, facultades extraordinarias, ni la suma del poder público, ni otorgarles sumisiones o supremacías por las que la vida, el honor o las fortunas de los argentinos queden a merced de gobiernos o persona alguna. Actos de esta naturaleza llevan consigo una nulidad insanable, y sujetarán a los que lo formulen, consientan o firmen, a la responsabilidad y pena de los infames traidores a la Patria".

Sobre competencia en materia impositiva: Art. 52 de la Constitución Nacional:
"A la Cámara de Diputados corresponde exclusivamente la iniciativa de las leyes sobre contribuciones y reclutamiento de tropas."

Sobre delegación de poderes: Art. 76 de la Constitución Nacional:
"Se prohíbe la delegación legislativa en el Poder Ejecutivo, salvo en materias determinadas de administración o de emergencia pública, con plazo fijado para su ejercicio y dentro de las bases de la delegación que el Congreso establezca. La caducidad resultante del transcurso del plazo previsto en el párrafo anterior no importará revisión de las relaciones jurídicas nacidas al amparo de las normas dictadas en consecuencia de la delegación legislativa."

"El mundo paralelo K" comenzó a descoserse. Al maquillaje lo agarró la tormenta y los actores siguen buscando el aplauso de la carpa vacía. El reciente decreto de facto, pues carece de base constitucional, pomposamente denominado decreto 904/08 que invoca antecedentes igualmente inconstitucionales como son las Resoluciones del Ministerio de Economía (establecen alícuotas de impuestos -las próximas serán disposiciones del portero del Ministerio) consagró el manotazo del ahogado y puso al descubierto el fin último de las "retenciones": el negocio de la Obra Pública. Si originalmente el discurso oficial se rasgaba las vestiduras con "la opción por los pobres" y la "seguridad alimentaria" ahora sabemos que los pobres comerán ladrillos (de los hospitales) chapas de aluminio (de las viviendas populares) y brea (de los caminos rurales). ¿Quién manejará esto? De Vido. Si usted cree que ganó un pasaje caro para la desgracia, acertó.

Lo peor: el Gobierno cree que el conflicto con el "campo" llego a su fin.


d.a.

En este número:

Portada del Nro. 7
por  El Escarmiento
La renovación del gabinete y alrededores se impone como principio de solución
por Domingo Arcomano
Argentina, al este de Java
por Santiago Mallorca
Keynes
por  El Escarmiento
Mirtha Legrand ya no vende fantasías
por Abel Posadas
Un teatro argentino para la nueva argentina
por  El Escarmiento
"El debate Zaffaroni-Pitrola - La criminalización de la protesta social"
por Domingo Arcomano
Coronel Federico A. Gentiluomo
por Domingo Arcomano
Reseña biográfica del Coronel Federico A, Gentiluomo
por Estela Alicia Gentiluomo de Lagier
Coronel Federico A. Gentiluomo
por  El Escarmiento
Propietario: "El Escarmiento S. R. L."
Director: Domingo Arcomano
Jefe de Redacción: José Luis Muñoz Azpiri (h)


Todos los derechos reservados ® El Escarmiento SRL
  elescarmiento@elescarmiento.com.ar