"Y aquellos que pervirtieron la voluntad del pueblo fueron puestos de rodillas, maniatados y sometidos por la fuerza..."

Codex Supliccium, III-24
 
 

Editor:
Domingo Arcomano 


Secciones

[Portada]
[Editorial]
[Política]
[Economía]
[Internacional]
[Cultura]
[Medios]
[Recepción]
[Entrevistas]
[Memoriables]
[Contratapa]
Anteriores

N°1 - Jul/04
N°2 - Ago/04
N°3 - Set/04
N°4/5 - Nov/04
N°6 - May/08
N°7 - Jun/08
N°8 - Jul/08
N°9 - Ago/08
N°10 - Set-Oct/08
N°11 - Nov/08
N°12 - Dic-Ene/09
N°13 - Jun/09
N°14 - Dic/09
N°15 - Mar/10
N°16 - Dic/10
N°17 - Jul/11
N°18 - Ene-Mar/12
N°19 - Junio/12
N°20 - Oct/13
Descargar Números Impresos
Newsletter
Agregar en Google
Agregar a Mi Yahoo!
Agregar a Mi MSN
Año II, Volumen 6 - Mayo de 2008  
BALANCE DE UN LUSTRO
por Domingo Arcomano

En el año 2004 cuando la mugre intelectual y moral de la Nación rendía pleitesía y honores al nuevo presidente, que se iba despegando de su creador (Duhalde) para reiterar la comisión de atrocidades en que incurrieron -sin excepción- todos sus antecesores, anunciábamos el fracaso de su gestión(1). Fracasó la transversalidad, cuyos antecedentes deben buscarse en el “tercer movimiento histórico” de Alfonsín, en el amontonamiento electoral de Menem con lo peor del conservadurismo antinacional, en la “Alianza” neo-gorila de radicales reaccionarios y setentistas devaluados (Chacho Álvarez y la comparsa de los “ocho” quienes el único “fierrito” que gastaban era el micrófono). Fracasó la política económica, ya que en más de cuatro años de mandato el pueblo trabajador siguió sumergido, con inadmisibles índices de pobreza, de miseria, de desocupación encubierta, de rebusques indignantes para sobrevivir (desde el “cartoneo” hasta comer sobras podridas en el CEAMSE y lugares parecidos), transferencia de riqueza entre sectores donde los que tienen más aumentaron su gordura y los que tienen menos son victimas de una realidad que los destruye cotidianamente. Y no son una minoría fantasiosa a “defender” por el INADI sino la INMENSA MAYORIA DEL PUEBLO. Fracasó la política social, limitada al control del piqueterismo, y a la compra de voluntades de los hambrientos (primero mantenidos en ese estado): “Quien controla las subsistencias, controla la voluntad” (Santo Tomás de Aquino). Fracasó la política educativa: Quien ganó cómodo el Premio al Ministro Inútil, Daniel Filmus, fue galardonado, además, con una diputación. Y van…Fracasó la política sanitaria y alimenticia simplemente porque no había. Eso sí, los hospitales públicos no dan abasto ni para prevenir ni para curar argentinos, pero se hacen lugar en algunos para atender contingentes de extranjeros, con turismo sanitario a bajo costo (¿De quién es este negocio? ¿Quién lo fomenta? ¿Quién lo apaña? ¿Quiénes se reparten el dinero?). Esto sucedió durante la gestión del Ministro Gines García –hay que averiguar que pasa hoy- (A Don Ginés lo conocían como el “Dr. Ahorro”: ¿Por qué le pusieron este mote de una cadena mexicana de farmacias?). Fracaso la política exterior, llevada adelante por los piqueteros de Gualeguaychú quienes tuvieron su reivindicación póstuma con la quema de pastizales en el Delta: el humo y el olor fueron patrimonio también de los habitantes de la Casa Rosada.

 

ESTADO DE LA SITUACIÓN

- La “esperanza blanca” del gobierno, el hoy ex-ministro Lousteau quien debió emigrar con su aspecto de derrotado jugador de tenis a cuestas, demostró su gran incapacidad para aplicar las recetas económicas de un libro…que él mismo había escrito. Lo cual nos hace pensar si en realidad su designación fue un chiste de Kirchner (Néstor) o bien la demostración de que el carácter de Comisario no basta para que el ahijado gane. Víctima de una pueblada organizada pero sin futuro político, como la de los chacareros y la pseudo-oligarquía de la Rural, la vaca y el “yuyo” le comieron el caballo.

- El concepto de la economía subordinada a la política –un concepto realista- compartible por cualquier persona normal es absolutamente válido… si se lo tomara en serio. Cosa que no sucede en el “mundo paralelo K”. De ahí que el sillón que albergó tantas nalgas de traidores a la patria es ocupado, en una escala cada vez más descendente, por “técnicos” prontamente descartables. Las toallitas “siempre libre” de la economía. Los antecedentes de este encierro donde el (ex) Presidente se dedica a cazar funcionarios ambiciosos pero ingenuos pueden rastrearse: El falso pago de la deuda, en realidad al FMI, sacándose de encima un fiscal molesto, que –justo es decirlo-siempre se “equivocó” a favor de los “acreedores”. Eso sí, sin irse la Argentina del sillón del FMI (por las dudas). Las “deudas” pendientes del País con los usureros internacionales, por ejemplo el CLUB DE PARIS: aquí le ofrecen a uno de sus miembros (Francia) la construcción de un tren-bala, a ejecutar por una compañía (francesa) al borde de la quiebra. Claro que no es imposible que aparezcan capitales “italianos” (nunca se sabe el origen) para este u otro “emprendimiento”: Al “cavalliere” Berlusconi al parecer le fraguaron (en contra, claro) unas 150.000 fichas de votantes en la Argentina, y el “cavalliere” –que se da el lujo de imitar bufonescamente al bufón de Mussolini-…tiene poder de veto en el CLUB DE PARIS, y los jubilados timberos italianos reclaman apenas TRECE MIL MILLONES DE DOLARES. ¿Se entiende?

- Sobrevolando las sobras, los carroñeros de la política: la “creatividad” menemista, Duhalde (que creo a Kirchner), Carrio, Macri, la diarrea cívico-militar y la “izquierda” delirante (la que habla de “campesinos”, olvidando que, en el mejor de los casos estos son los trabajadores rurales, no los dueños de los campos) pretenden armar el “frente opositor”.La murga, pretendiendo entrar a la arena del circo con fachada de Teatro Colon. Si algún dormido quiere ver en este rejunte de ratones maiceros una nueva Unión Democrática, le erró fiero al negro: esto no es una lucha de gorilas vs. peronistas, sino la pelea por el queso de fracciones de la clase media y de la burguesía, mezcladas con la pudrición del sistema político encabezado por el matrimonio reinante.

- Como los cruzados medievales que mataban “herejes” al por mayor encargándole al “Señor” que discriminara los malos de los inocentes, los cruzados setentistas (la basura golpista que se levanto en armas contra el gobierno de Perón y de Maria Estela Martínez y que después envió a sus cuadros intermedios e inferiores a ser masacrados por Massera y Cia. <con reunión paqueta incluida con el “Almirante”, en Paris>) hoy dragonea en los cargos públicos consumiendo su ultima oportunidad histórica de llenar el plato de porotos y acusa de golpistas a todo aquel que señala los errores de Jardín de Infantes del Gobierno, invocando un nacionalismo revolucionario y popular (sin explicar muy bien de que se trata) con fraseología parecida a la del primer fascismo italiano y a la del marica (o puto según terminología aceptada por la Academia) Ernst Rohm , jefe de las SA hitlerianas

- Dado que la voluntad de muerte está instalada socialmente (secuestros seguidos de homicidio –salvo los “milagros” de Gerez y Puthod-, asesinatos por parte de drogones o de anestesiados morales a secas, choques de automotores, dirigentes sindicales liquidados en gremios curiosamente vinculados en forma directa al Gobierno) con delitos que los aparatos del Estado no persiguen, no es de extrañar que hasta el “dirigente social” Luis D’Elia, también adicto a la fraseología revolucionaria para asustar a los chicos de la salita rosa, sea el orientador de la economía que se viene. Este juguete doméstico del “mundo paralelo K” repudia lo que para nosotros es un timbre de honor, el mestizaje, la mezcla racial. Repudia su “parte blanca” ¿Por qué no se desprende de ella? Así no nos confundimos en el futuro: Lo vimos chupar las medias a Cavallo, mangar y cobrar como “negro” y mangar y cobrar como “blanco”. Un excéntrico.

 

CONTRA EL PRESENTE, PARA EL FUTURO

INCAPACIDAD, CORRUPCION, INEFICIENCIA, INTERNISMO, SOBERBIA (doble, porque se monta sobre la incapacidad) DEFINEN PARA LA HISTORIA LA GESTION DE ESTE GOBIERNO (incluido el tramo de la presidente-consorte-heredera), que se esfuerza por limitar la política a su expresión más rastrera: elecciones cada dos años armando su propia oposición. Terrorismo democrático inventado por Menem en el año 1995, que se repitió en 1999, en el 2003, en el 2005 y en el 2007: siempre había un “peronista” en la cabeza de la lista “opositora” con más chance. NO hay conducción de la Nación porque no hay conductor sino un grupo de impresentables. NO hay proyecto político porque el Gobierno se dio cuenta de que no puede formar una base social a la cual convocar para ese proyecto, y pretende hacernos creer que llenar una plaza (a $100 y $150 por cabeza, según el distrito de origen) con menos del 0,20% de los habitantes de la Nación es la prueba de lo contrario.

La tragedia puede ser nuestro futuro, porque la tragedia es circular, es el retorno de lo malo en un nivel peor. Para revertirla necesitamos una verdadera revolución moral e intelectual, desde el corazón y la inteligencia del pueblo. Porque no solo debemos torcer el rumbo de este gobierno apto para vivir de rodillas, sino combatir también a sus críticos y partidarios en el “establishment”: El diario La Nación, la revista Noticias (¡una publicidad estatal por favor, y nos callamos!), Veintitrés, Página 12. En el medio claro, “Clarín”, experto jugador a dos puntas. Y las multinacionales –no solo la de los medios de comunicación-de pingues negocios favorecidos por el Estado central (Un Estado que acaba de descubrir a los “formadores de precios”: el supermercadismo a lo “carrefour”, por supuesto, olvidándose de la intermediación y del transporte. ¿Los camiones?). Los trabajadores y profesionales, encuadrados o no, las organizaciones del pueblo, no las ONG’s pordioseras que mangonean en Bienestar Social, los sindicatos cuyos dirigentes pelean con dignidad los salarios, juntos estamos obligados como argentinos, como patriotas, a confluir en la búsqueda de una alternativa a este fracaso espantoso al que hoy asistimos, fracaso timoneado por un Jefe de Estado de escasos conocimientos y al que un “filosofo” de quinta categoría le hizo descubrir la “otredad” (el prójimo), que no encuentra por ningún lado.

d.a.

(1) “El valor de las palabras”, (EL ESCARMIENTO, Nro. 1, julio, 2004 pág. 2)

 
 
En este número:

Portada del Nro. 6
por  El Escarmiento
Balance de un lustro
por Domingo Arcomano
Quema de pastizales y cortina de humo
por Claudio Bertonatti
El flagelo de las retenciones
por Mariano Gonzáles Delparral
Cómo llenar el plato o La fuga 1 y 2
por Abel Posadas
El lumpenaje mediático y la Ley 22.285
por Abel Posadas
Comentarios
por Eduardo Romano
Por otro Cátulo peronista
por Domingo Arcomano
Por otro Cátulo peronista...
por  El Escarmiento
Propietario: "El Escarmiento S. R. L."
Director: Domingo Arcomano
Jefe de Redacción: José Luis Muñoz Azpiri (h)


Todos los derechos reservados ® El Escarmiento SRL
  elescarmiento@elescarmiento.com.ar